Electroterapia, ultrasonidos y presoterapia

Electroterapia

La electroterapia es el uso, con fines terapéuticos, de la corriente eléctrica. El cuerpo humano es un medio conductor de electricidad y al paso de la corriente se producen cambios fisiológicos. La corriente eléctrica crea un campo eléctrico en los tejidos biológicos. Se puede decir que interviene en el metabolismo celular, en el proceso de reparación hística, puede inducir una estimulación neuromuscular, o estimular directamente el músculo. Los efectos terapéuticos de las corrientes eléctricas son: cambios químicos, influencia sensitiva, influencia motora, relajación muscular, influencia en la regeneración hística y efectos térmicos.

Ultrasonidos

El ultrasonido es un equipo que transfiere ondas mecánicas de mayor frecuencia que las del sonido, a través de un medio físico (gel), que permite que pueda propagarse y transmitir energía (calor profundo) gracias a la vibración que producen dichas ondas. Con la vibración, se produce un movimiento celular que mejora la cicatrización, así como también, un aumento de la temperatura en la zona en donde fue aplicado.

En la profundidad de los tejidos existen escasos o casi nulos receptores de calor,por lo que el cambio de temperatura que provoca el ultrasonido no es percibido por el paciente. Esto causa en la zona tratada efectos biológicos, que incluyen: vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo, incremento del metabolismo local, con estimulación de las funciones celulares y de la capacidad de regeneración tisular, incremento de la flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno, con disminución de la rigidez articular y de la contractura, en combinación con cinesiterapia. Efecto antiálgico y espasmolítico, que son los más útiles en lo que a indicaciones se refiere.

Presoterapia

La presoterapia es una terapia que permite que el sistema venoso y linfático se vea ayudado por una verdadera bomba aspirante-impelente, que actuaría como un corazón periférico dándole a la corriente sanguínea ascendente el impulso necesario para un rápido retorno al corazón, es decir, favorece el retorno venoso. De esta manera acelera los procesos de reabsorción de toxinas, mejorando a su vez la oxigenación de los tejidos. Actúa, pues, compensando en parte los inconvenientes de la vida sedentaria.

FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA SEGURA

  C/ Río Segura, 21 - Cerca del antiguo hospital de Móstoles,
Móstoles, 28935, (Madrid)

  91 646 77 36

  656 683 636